miércoles, 26 de diciembre de 2012

Observación goetheana de la rosa


Goethe ha desarollado el concepto del arquetipo de la planta (también denominada planta primordial). Pensaba que el mismo principio formativo invisible, pero perceptible para el pensamiento actúa en cada especie vegetal especificando una dirección particular. Se pregunta a si mismo: como puedo reconocer que tal o cual objeto es una planta; todas las plantas deben tener algo en común. En cada objeto que dominamos planta, vemos intuitivamente la acción de la planta primordial. Cada uno de nosotros, si le preguntamos qué es una flor, contestará que es el órgano dónde en general aparecen colores y olores. Aquí tenemos una breve idea de la parte flor de la planta original. El estudio de la metamorfosis de plantas puede intensificar y precisar ésta etapa. Constatamos que en varias plantas con flores y en su fruto, todos sus órganos están formados de hojas, hecho que queda confirmado por la biología molecular moderna. Un lazo, una continuidad invisible reúne las hojas. Si comparamos las hojas sucesivas, percibimos que es gracias a nosotros, que conseguimos encontrar la cohesión, el movimiento de la metamorfosis. Esto quiere decir que en la planta actúa un principio formativo que percibimos por nuestro pensamiento cuando reproducimos interiormente la sucesión de hojas. El pensamiento es entonces empleado como un instrumento de percepción de "fuerzas formatrices" invisibles a los sentidos (pero perceptibles por el pensamiento).


Curso de formación en arteterapia por Pilar Picatoste
Trabajo:  Lucia y Donatienne

Bon anniversaire papa , pour tes 82 ans , ce travail avec la Rose, avec toute ma tendresse ce 26 décembre .





No hay comentarios:

Publicar un comentario